viernes, 1 de abril de 2011

Un paso más en la búsqueda de un buen posicionamiento de la truchicultura norpatagónica

Paso a paso, dijo un famoso pensador argentino, que en sus ratos libres, dirigía técnicamente un famoso equipo de futbol e intentaba hazañas desmesuradas... 
En nuestra actividad se está en la misma instancia, avanzar paso a paso. Uno de esos pasos es constatar el buen estado sanitario de nuestros peces de cultivo, uno de los temas básicos para aspirar a la exportación de nuestros productos y a su vez para alentar el desarrollo de la actividad. 
Se trata de un trabajo realizado en el embalse de Alicura, en la cuenca del río Limay, aguas en las que se basan la mayor parte de los criaderos de truchas arco iris de la zona y tuvo como objetivo constatar la ausencia de cuatro enfermedades de declaración obligatoria, que se asocian a veces a centros de cultivo de salmónidos.
En el siguiente enlace se puede ver la nota ampliatoria de esta información.
declaración de ambiente libre de enfermedades