martes, 7 de junio de 2011

En estos días raros de volcanes activos y cenizas insidiosas, aquí un texto para tener en cuenta...

Y sí, navegantes, finalmente la alerta amarilla del Puyehue pasó como una exhalación y acá estamos, con toneladas de ceniza volcánica por todos lados (todos lados es literal, se me entiende?).
Y entonces, navegando la web, encontré este material en el sitio www.ictiopatologia.cl, de Rolando Ibarra, que escribió esto cuando el Cahitén se reviró. El agradecimiento a él.



Efectos de la actividad volcanica sobre los peces

Volcan Chaiten

Cómo afecta la erupción volcánica a la industria del salmón y a los peces nativos.
Los habitantes de los alrededores del volcán Chaiten ha encontrado peces muertos en los cauces de ríos. Claramente, esto tiene que ver con el fenómeno natural. Veamos por qué:
Las cenizas en los rios pueden producir problemas branquiales y la muerte por asfixia debido, principalmente, a los sólidos suspendidos en el agua.
Dependiendo de la naturaleza de las cenizas, éstas pueden contener metales pesados, que al ser traspasados al agua,producen intoxicación por metales pesados (Cobre, Fierro, Zinc y Aluminio) en los peces. Este tipo de intoxicación produce mortalidades agudas en los estadios más pequeños de los peces.
En el caso de la engorda de salmonideos, los peces se someten a análisis de laboratorio para establecer la ausencia de sustancia contaminantes y metales pesados por cada lote de cosecha, por lo que se asegura que llegue un producto apto para el consumo humano. En los peces nativos esto no sucede.
En resumen, la principal causa de mortalidad se debería a los sólidos suspendidos disueltos en el agua que mata directamente a los peces por anoxia. Puede haber un efecto tóxico de algunos metales pesados (eso se comprueba con análisis del agua) en peces en estadios mas pequeño. El efecto en los individuos es menor a los de los sólidos suspendidos. Habría que hacer un análisis de agua para establecer la cantidad de metales pesados y otros contaminantes en los rios y,, análisis en la ictiofauna local. luego del evento
A modo de antecedente, en el caso de la erupción del volcán LLaima (que fue mucho menor en su expulsión de material) la ictiofauna se vio afectada principalmente por la cantidad de sedimentos. Al analizar el agua sólo se detectó un aumento en los niveles de azufre, y los peces no se vieron afectados por metales pesados.

Hasta acá lo dicho por don Rolando. En resumen, el problema para los criaderos es el riesgo de asfixia en peces que no pueden irse a otro lado. El punto es cómo resuelven los productores este tema. Si alguno se anima a socializar ideas, súmelo en los comentarios...