miércoles, 4 de abril de 2012

Peces ornamentales en Brasil: mejor rendimiento que cultivos de vegetales.

Mas sobre arrozales, esta vez en tierras de los hermanos brasileños...
 Qué será de la feijoada si esta gente se vuelca a la producción de peces ornamentales???
Y dice Aquahoy:

Agricultores cambian el cultivo de arroz por la crianza de peces ornamentales en Brasil

Noticias del día04 de abril de 2012
Cada R$ 1.0 invertido genera R$ 1.5. La ecuación despierta el interés de los pequeños criadores de peces ornamentales que dejaron de lado el cultivo de arroz y han consolidado la Región de Zona da Mata como polo de referencia del segmento.
Brasil: Este cambio se ha reflejado en alteraciones significativas en el mercado. Bettas, acarás, guppys, kinguios, barbos, tricogaster, colisa, carpas, espadas, molinésias, platys y paulistinhas son ahora el foco de trabajo de más de 400 productores en la región. “Muchos de los agricultores interrumpieron sus actividades para comenzar las crianza de peces y ahora están cumpliendo con las adecuaciones ambientales para continuar con la actividad” comentó Jardel Rezende do Nascimento, presidente de la Associação dos Piscicultores de Patrocíncio do Muriaé e Barão do Monte Alto. 
En el mismo rango que creció la producción de los peces lo hicieron los acuarios en las ciudades. El resultado de esto fue la estabilidad en los precios. Un pez beta que salia de los tanques a R$1.0, hace 10 años, continua valiendo la misma cantidad en el mercado. “La producción de la región impacto en los demás mercados. Hace ocho años se importaba peces beta y se conseguía pasarlos por R$4-5. Hoy, la producción de Muriaé en la región es tan alta que el precio bajo a R$ 1.20” dijo el comerciante Natanael Rodrigues, que distribuye a los peces ornamentales en el Mercado Central de Bello Horizonte.
“Además continua teniendo un rendimiento extraordinario. Ni el tomate, pepino, chuchu o poupanca rinden tanto en tan poco tiempo” destaca Cristiano Alberto Silva, extensionista agropecuario de la Empresa de Assistência Técnica e Extensão Rural do Estado de Minas Gerais (Emater) de Barão do Monte Alto. Según Silva, muchos productores usan sus pequeñas granjas para la construcción de estanques de lona, las denominadas “estufas”. “Una estufa de 150 m2 demanda una inversión de R$7 000. Sin embargo, cuando se les compara con el pescado para consumo humano, vendido por kilogramo, los peces ornamentales de 20 gramos cada uno, con precios basados en las unidades, son mucho más lucrativos” destacó.
La mayor parte de los productores consigue viabilizar la producción con una menor inversión, en estructuras modestas de agricultura familiar. El en caso de Jardel do Nascimento: “Por semana consigo producir de 400 a 500 peces bettas”. La simplicidad, entre tanto, no impide que los pequeños productores desarrollen técnicas de mejoramiento genético, punto considerado como fundamental en la crianza de peces bettas – los orginales japoneses eran oscuros y feos. La variación de colores, tamaños y vivacidad de las aletas son elementos esenciales para un pez ornamental”.
Ingresos
De acuerdo con el ingeniero agronomo José Natal de Almeida, de Emate de Muriaé, la media de rendimiento de estos pequeños productores es de R$3 000 por mes. “Muchos improvisan elementos como una tela, usado como toldo para evitar que los predadores acaben con la crianza” dijo Almeida.
La inversión para regularizar la situación de los tanques ante los organismos ambientales es un desafío para los pequeños piscicultores. Almeida destaca que muchos de los pequeños productores consiguen viabilizar los filtros de tratamiento de agua con arena y carbón. Almeida integra la comisión de evaluación para el otorgamiento de licencias, junto con los profesionales del Instituto Estadual de Florestas (IEF), profesores de botánica, policías ambientales y representantes de entidades locales.
Exigencias saludables
Atender las exigencias ambientales es relativamente más simples para los piscicultores que consiguen incrementar su producción. En el ramo desde 1988, el productor Francisco Eustáquio Andrade Cavalhier, tiene más de 100 estanques, el debe trabajar mucho para conseguir que su emprendimiento sea exitoso. De acuerdo con Andrade el cumplimiento con las exigencias ambientales da más salud al negocio.
Fuente: Aquahoy.com