miércoles, 5 de diciembre de 2012

Pesca recreacional en Argentina: cinco millones de aficionados han de mover un billete...

Y una vuelta por la pesca recreacional y/o deportiva.
El importante número de aficionados remite a que debe haber un movimiento económico másque atendible. Aquí en la Norpatagonia hay algunos trabajos de movimiento económico generado por las pesquerías de salmónidos, y te aseguro que sorprende al que cree que la pesca es solo ir a pescar.
Sería útil, para una buena gestión de la actividad, reunir más información, caracterizar a los grupos de pescadores, conocer sus expectativas, profundizar en los extraños caminos que llevan a asociar movimiento económico repartido entre los distintos gremios relacionados con la actividad y una gestión sustentable del recurso...
A ver si encontramos más información de pesqueros de otras provincias...


Hay 5 millones de aficionados al pique en la Argentina: Algunos de los principales centros de pesca en la provincia de Buenos Aires



El territorio bonaerense cuenta con una rica y abundante fauna ictícola. La especie más distinguida es el pejerrey. En sus costas marítimas, ríos, arroyos y lagunas existen alternativas para expertos y aficionados. Hay excursiones guiadas, alquiler de equipos y zonas agrestes para los que buscan tranquilidad, según un informe publicado por la agencia especializada, www.turnoticias.com.ar Foto: Laguna de Lobos, Gentileza TurNoticias.com.ar)

El extenso territorio que conforma la provincia de Buenos Aires, en pleno centro de la Argentina, se caracteriza por la presencia de numerosos ríos, arroyos, lagunas y una costa marina que la bordea en todo su lado este. En cada uno de estos lugares los amantes del pique encuentran una rica y variada fauna ictícola que tiene como protagonista al pejerrey, pero también suma corvinas, tiburones y truchas.
Según estadísticas del sector, alrededor de 5 millones de aficionados desarrollan la pesca deportiva en toda la Argentina. En suelo bonaerense hay un sinfín de lugares para la actividad, los cuales se distinguen entre sí en cuanto a organización, reglamentación y modalidad. El viajero encuentra desde excursiones guiadas que incluyen equipo, alojamiento y comida, hasta sitios agrestes para los que buscan más intimidad.
Los centros de pesca más importantes de la provincia de Buenos Aires se dividen en cinco zonas: la Costa Atlántica; la zona de lagunas; los ríos y arroyos interiores; la zona serrana; y el circuito metropolitano, que se extiende en los alrededores de la Capital Federal. En la mayoría de estos lugares la estadía deportiva se combina también con atractivos culturales, históricos y gastronómicos.

Zona marítima
Los centros pesqueros de la Costa Atlántica bonaerense se extienden desde la confluencia del Río de la Plata con el mar hasta la ciudad de Carmen de Patagones, el destino más austral de la provincia, en la desembocadura del río Negro. Se trata de una zona con largas playas y accidentes geográficos.
  • La primera área es la sub-zona Este, que comprende desde la bahía de Samborombón hasta la desembocadura de la laguna Mar Chiquita. En ella habitan varias especies ictícolas, pero las más abundantes son pejerreyes y corvinas negras, aunque también en canaletas, pozones y entradas de agua abundan las brótolas, chuchos, rayas, lenguados y burriquetas.
  • Los destinos del este son San Clemente del Tuyú, único destino con puerto de cabotaje; Santa Teresita; Mar del Tuyú; Costa Azul; San Bernardo; Mar de Ajó; Pinamar; y Villa Gesell, todos ellos con excelente infraestructura de servicios. En estos sitios también se utiliza el medio mundo para la pesca de camarones, cornalitos y pescadilla.
  • Mención especial merece la costa pesquera de Mar Chiquita, en la que se distinguen áreas especiales para la actividad: Mar de Cobo, con fondos de arena y piedra ideales para sacar corvinas negras y pejerrey panzón; y La Baliza, sector de médanos y aguas profundas con gran pique.
  • La segunda área es la sub-zona de los Grandes Balnearios, la cual se extiende desde General Pueyrredón hasta Necochea, a través de las playas más visitadas de la Argentina como la ciudad de Mar del Plata, donde además de centros pesqueros el viajero encuentra espectáculos, circuitos comerciales, paseos culturales, bares y discos, casinos y gran cantidad de hospedajes.
  • El centro de pesca de Necochea y Quequén se caracteriza por fondos rocosos y especies estacionales. Las capturas se profundizan a partir de agosto, se incrementan durante el verano y declinan en abril. Se da la pesca de pez elefante, pez limón, pez palo, tiburones en sus variedades, corvinas, brótolas, pescadillas, palometas, anchoas, meros y salmones, entre otros. Hay excursiones de pesca embarcada, escolleras, ríos, antepuerto, costas y laguna.
  • La tercera área es la sub-zona Sur, que va desde Tres Arroyos hasta Carmen de Patagones, e incluye a los partidos Coronel Dorrego, Bahía Blanca y Villarino, entre otros. Esta es una de las preferidas de los pescadores profesionales por la variedad de especies y el tamaño de las presas, especialmente en las cercanías de San Blas con parajes de privilegio aunque de más difícil acceso.
  • En esta última zona se organizan diversos concursos y torneos, entre los que se destaca las “24 Horas de la Corvina Negra”, organizada por el Club de Cazadores Tres Arroyos. También es de importancia mundial el centro de Punta Alta por la pesca de tiburones de gran tamaño en verano.

Zona de lagunas
En el interior de la provincia de Buenos Aires se encuentra la zona de lagunas, que incluye también algunos ríos y arroyos. Un área de centros pesqueros donde recientemente se desarrolló un itinerario turístico denominado las Rutas del Pejerrey, con siete recorridos diferentes que tienen como protagonista a la especie más buscada y de mayor difusión del territorio.
  • Entre las más destacadas a nivel internacional se encuentra la Laguna de Chasicó, a 80 kilómetros de Bahía Blanca, en el extremo sur de la provincia. Se trata de una Reserva Natural Protegida que alberga en sus casi 10 mil hectáreas la mayor población y de mejor porte de pejerrey.
  • Otra de las localidades más elegidas por los amantes del pique es Balcarce, donde se encuentra la Laguna Brava, propicia por su extensión para la captura de buenos ejemplares; y Puerta del Abra, un criadero de truchas que funciona bajo la modalidad “pesque y pague”.
  • En el centro de la provincia, también resultan de gran atractivo las lagunas cercanas a la zona de Olavarría y los cursos de agua de General Madariaga, un destino que cada mes de mayo organiza el concurso de pesca “El Pejerrey de Oro”.
  • En la Laguna de Lobos se da muy buena pesca de costa o embarcado para la captura de pejerreyes, tarariras, carpas, bogas, mojarras y bagres.
  • Una de las que alberga mayor cantidad de servicios al viajero es la Laguna de San Miguel de Monte, cuyas costas arboladas se extienden alrededor de 15 kilómetros. En el lugar, existe una Estación Hidrobiológica para la cría, repoblación e investigación del pejerrey.
  • Más cerca de la Costa, se encuentra la Laguna de Chascomús, un espejo de más de 3 mil hectáreas, que se caracteriza por playas tranquilas y barrancos.
  • También en la Laguna Salada de Madariaga, con una extensión de 3.850 hectáreas, se pescan pejerreyes de gran tamaño, además de tarariras, bagres y dientudos.U
  • Un poco más al noroeste, si distinguen sitios como la Laguna Los Quilmes, en cercanías de Trenque Lauquen; y la Laguna de Bragado, con 350 hectáreas.
  • Entre las más grandes de todo el circuito, se destaca la Laguna Salada de Granada, donde abunda el pejerrey mediano. En total, abarca 12 mil hectáreas y su profundidad alcanza los cuatro metros. Es importante saber que es de propiedad privada y hay que pagar un canon para su acceso.
  • Otras opciones también recomendadas son las lagunas Adela y Chis Chis, que forman parte de las Encadenadas de Chascomús; la Laguna Altos Verdes, en el partido de Castelli; la Laguna de Todos los Santos, cerca de 25 de Mayo, ideal para la pesca y el windsurf; y la Laguna Cochicó, con una profundidad máxima de ocho metros y una Estación Hidrobiológica en el partido de Guaminí.

Cursos interiores
En territorio bonaerense otra de las zonas de pesca identificadas son los ríos y arroyos interiores.
  • Uno de los más importantes de esta área es el Río Salado, el cual atraviesa a lo ancho casi toda la provincia y desemboca en la bahía de Samborombón. La actividad se desarrolla allí durante todo el año y permite la captura de pejerreyes en pleamar; de corvinas, lenguados y lisas, durante el verano y el otoño; y, en algunas zonas también abundan las carpas.
  • El Río Samborombón es de más corto recorrido pero muy caudaloso en épocas de lluvias, lo que permite pesca de pejerreyes, corvinas y otras especies.
  • Los ríos Quequén Salado y Quequén Grande desembocan en el Océano Atlántico y son excelentes pesqueros de pejerreyes y percas (truchas criollas).
  • También en el mar desembocan los ríos Colorado y Negro, los cuales atraviesan a lo ancho el territorio provincial y se caracterizan por la abundante pesca de percas.
  • Otros arroyos de importancia para la actividad son Tapalqué, Vallimanca y Saladillo.

Zona serrana
La cuarta zona de pesca deportiva en la provincia de Buenos Aires se concentra en los ríos y arroyos que se encuentran en los alrededores de Sierra de las Ventana y Tornquist, ambos destinos turísticos en los que además de pesca se desarrollan muchas otras actividades como mountain bike, parapente y trecking.
  • Uno de los distintivos de esta zona es que permite la pesca de truchas, una de las especies más buscadas por los viajeros internacionales por la habilidad que requiere su captura.
  • Algunos de los pesqueros destacados son los ríos Sauce Grande, Sauce Chico y Sauce Corto, cada uno con sus afluentes, y el arroyo Naposta Grande, con ejemplares de más de tres kilos.
  • La temporada de pesca de truchas comienza el 1 de octubre y se extiende hasta el 30 de junio, con línea de un solo anzuelo y hasta un máximo de cinco piezas por pescador y por día.

Circuito Metropolitano
Para los viajeros que eligen como destino principal la Ciudad de Buenos Aires (Capital argentina) existe un Circuito Metropolitano con diversos centros pesqueros que se posicionan a unos 100 kilómetros de distancia, ideales para salidas diarias o de fin de semana.
  • Esta zona corresponde al Río de la Plata y todo el Delta bonaerense en la zona de Tigre, donde se da muy buena pesca de bogas, dorados, surubíes, bagres, pacúes, patíes, tarariras y carpas.
  • Uno de los destinos más elegidos es San Pedro en temporada estival donde se capturan ejemplares de gran tamaño bajo las modalidades de trolling, spinning y mosca.
  • También en el Delta del Paraná se destacan Ramallo, Baradero, Escobar, San Fernando, Campana y San Nicolás con pesqueros durante todo el año.

Datos útiles
  • Para información sobre las Rutas del Pejerrey: www.buenosaires.tur.ar/rutasdelpejerrey.
  • En Buenos Aires, los alojamientos de primera categoría cuestan entre U$S 170 y 460; hay hoteles tres estrellas alrededor de U$S 100, y alternativas económicas con tarifas desde U$S 25.
  • Una de las opciones más recomendadas para alojarse son algunas de las 300 estancias distribuidas en toda la provincia, con actividades de campo.
  • Los distintivos del territorio son el mate, los asados, el fútbol y el tango.

Fuente: Impulso Baires