miércoles, 20 de febrero de 2013

Brasil: potencia acuícola si...

Una noticia publicada en IPAC Acuicultura, que habla de la potencialidad de los vecinos del noreste y, lo interesante, marca qué problemas deben resolverse... Será como dice la bandera: ordem e progresso...




Brasil próxima potencia acuícola mundial si hace frente a los principales obstáculos para su desarrollo

IPac. - 14 de febrero de 2013
Brasil cuenta con todos los elementos necesarios para convertirse en la próxima superpotencia de productos del mar, rivalizando con los productores tales como Tailandia, Noruega e incluso China, según el informe elaborado por Rabobank. Sin embargo, se señala, “y a pesar de sus recursos naturales intrínsecos y la disponibilidad de gran cantidad de materias primas, como cereales, la industria de productos del mar brasileña todavía tiene que superar importantes obstáculos para hacer realidad ese potencial, entre ellos una dificultosa burocracia para obtener licencias, la falta de normas de bioseguridad, los bajos rendimientos y una industria de alimentos relativamente subdesarrollada”. A pesar de ello, para Rabobank el sector acuícola brasileño, impulsado por las inversiones público-privadas  incrementará su importancia en el escenario mundial de la acuicultura.
El analista de Rabobank , Guilherme Melo, destaca de Brasil su zona económica exclusiva (ZEE), una de las mayores del mundo, y su extensa costa, con 8.500 kilómetros, así como las amplias áreas de agua dulce caracterizadas por una extensa gama de climas tropicales y subtropicales, “ideales para el desarrollo de una acuicultura similar a la de Asia Sur-Oriental y China, que actualmente representan más del 80 por ciento de la producción mundial”. Brasil también posee el 12 por ciento de las reservas de agua dulce del planeta disponibles, con más de 5,5 millones de hectáreas de tierra. "Por otra parte, la producción de cereales es  enorme en el país, con lo que lo dota de una ventaja en la producción de especies cuya alimentación se base en una dieta vegetariana, ya que los costes de alimentación representan alrededor del 60 por cien del coste total de la producción”.
Rabobank también detalla en su informe los principales cuellos de botella a superar  para que Brasil alcance su potencial acuícola. Así, destacan como una de sus debilidades el marco legal y la inmensa burocracia para obtener licencias, así como una de las principales demandas de la industria que hace referencia a la falta de normas de seguridad biológica para la producción de la mayoría de las especies. Otro de los cuellos botella viene de la mano de los bajos rendimientos y la heterogeneidad de tamaño de las explotaciones. Asimismo subrayan que se cultivan muchas especies con una inmensa gama de hábitos de alimentación y que para muchas empresas no es rentable  producir dietas específicas a gran escala adecuadas a cada situación, lo que también lleva alimentos de baja calidad y altos precios. Las infraestructuras también se definen como otro de los obstáculos ya que muchas de las zonas que han sido seleccionadas y consideradas aptas para la acuicultura están muy lejos de carreteras, puertos, fábricas de piensos, áreas de consumo, etc. “lo que en muchos casos supone un problema para la viabilidad económica de este tipo de proyectos”. La falta de información pública sobre el sector también tiene sus consecuencias sobre las decisiones de los inversores que tampoco conocen el potencial de este mercado.
A pesar de éstos y otros desafíos a superar, el informe de Rabobank concluye  que las perspectivas para el sector en Brasil es bastante brillante. “Además de contar con todos los factores necesarios para aumentar la oferta, el aumento del consumo interno, unido a las oportunidades que ofrece la exportación, contribuirá a colocar al país en el grupo de países líderes  en la industria pesquera, con posibilidades además de atraer a los gigantes brasileños del sector cárnico para aventurarse en el mundo de la acuicultura”.