miércoles, 8 de mayo de 2013

Ya no cuentes los peces de tu jaula, solo escúchalos...

A falta de noticias más interesantes (que ya vendrán), les comparto esta nota de Panorama Acuícola que muestra la   aplicación de la ecosonda como herramienta para la acuicultura. Aquí usamos la ecosonda para evaluar las abundancias, biomasas, distribución, movimientos diarios, estructuras de tallas e incluso presencia de plancton y de cenizas en aguas profundas. Pues bien, para la acuicultura off shore, imaginamos que no debe ser sencillo tener un buen control de lo que hay dentro de una jaula. La metodología podría incluso tener aplicación en jaulas de aguas continentales, ya que uno evitaría el stress que produce a los peces al realizar los muestreos... todo sea por las buenas prácticas, mis amigos...



Proyecto español estudia uso de técnicas hidroacústicas para la estimación de biomasa en granjas marinas.




Éste es uno de los resultados obtenidos tras la finalización de la consultoría realizada en la segunda fase del proyecto “Diseño de tecnologías para el cálculo de biomasa total de peces en instalaciones off-shore”, que han puesto en marcha la Asociación Empresarial de Productores de Cultivos Marinos de España (Apromar), el Centro Tecnológico de Acuicultura de Andalucía (Ctaqua) y el Instituto de Investigación para la Gestión Integrada de Zonas Costeras (UPV). En concreto, en esta segunda fase del proyecto, actualmente en ejecución, se ha realizado una consultoría técnica para la instalación de un equipo de hidroacústica, el procesamiento de datos, análisis y presentación de informes, con el fin de conocer la adecuación de dicha tecnología para su aplicación en instalaciones de acuicultura marina de dorada y lubina.  Así, señalan desde Ctaqua, una vez concluida la consultoría “se ha verificado que las herramientas hidroacústicas permiten la estimación de la biomasa total de peces de cultivo con suficiente fiabilidad. Las pruebas ejecutadas en el marco de este proyecto confirman esta tecnología como una posible herramienta de gestión estándar para la industria de la acuicultura”.
No obstante, añaden, “si bien se ha comprobado que los métodos utilizados para estimar el tamaño de los peces y la biomasa total son adecuados, existe la necesidad de desarrollar mayor número de pruebas para la adaptación total de los modelos”. Y es por ello que  la dirección del proyecto prevé el desarrollo de nuevos ensayos donde se optimice la metodología y los parámetros de medición.
Desde Ctaqua recuerdan que la medición precisa de la biomasa contenida en las granjas en mar abierto “es un aspecto esencial para poder gestionar estas instalaciones acuícolas de forma eficiente. Tanto las tareas de alimentación, como de protección y cosecha sólo se pueden ejecutar eficientemente si se tiene un conocimiento exacto de la biomasa. También la valoración de las existencias es complicada sin estimaciones precisas de los kilos de peces estocados”.
Precisamente, esta importancia de conocer por parte de las empresas la medición precisa de la biomasa contenida sus granjas, y ante la inexistencia de tecnologías que ofrezcan la precisión necesaria para evitar los perjuicios económicos de una medición incorrecta, ha sido el origen de que la Asociación Empresarial de Productores de Cultivos Marinos de España (Apromar), el Centro Tecnológico de Acuicultura de Andalucía (Ctaqua) y el Instituto de Investigación para la Gestión Integrada de Zonas Costeras (UPV) empezaran a trabajar en el proyecto “Diseño de tecnologías para el cálculo de biomasa total de peces en instalaciones off-shore”. Un proyecto que se ha dividido en dos fases. La primera fase se centró en investigar las tecnologías existentes que mejor se adaptaban a los objetivos del proyecto. Así, y tras un periodo de análisis del estado del arte, señalan las mismas fuentes, el equipo de trabajo concluyó que la acuicultura puede lograr importantes avances mediante la utilización de sistemas de vigilancia hidroacústica, ya que esta técnica permite mediciones suficientemente precisas de la biomasa de peces”. La segunda fase, como mencionábamos y en ejecución, es en la que se ha realizado  la consultoría técnica para la instalación de un equipo de hidroacústica.
Otra ventaja del sistema hidroacústico, subrayan desde Ctaqua, “radica en su fácil y rápida instalación. Además, permite establecer comunicación inalámbrica con otros dispositivos de control medioambiental y puede incluso generar alertas tempranas en caso de descenso notable de la biomasa por escape o enfermedad”.
El presupuesto del proyecto “Diseño de tecnologías para el cálculo de biomasa total de peces en instalaciones off-shore”, asciende a 214.000 euros, de los cuales 175.000 serán aportados como ayuda al Desarrollo Tecnológico, Pesquero y Acuícola 2011 desde la Secretaria General del Mar del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino del Gobierno de España.
El ámbito de actuación de este proyecto es estatal español y se desarrollará en un plazo de dos años. Según el cronograma previsto, los resultados finales serán dados a conocer en febrero de 2014.
Desde Ctaqua también han destacado que, en el desarrollo de la segunda fase del proyecto ha colaborado la empresa BioSonics, “que ha llevado a cabo importantes trabajos de investigación y desarrollo de tecnologías de gestión de la acuicultura de salmones basadas en sus sistemas de ecosondas (COTS)”.