jueves, 29 de agosto de 2013

Un funcionario nacional y dos de los máximos galanes acuicultores surgidos de la cantera del Comahue intentan convencer a una inocente langosta...

Hemos posteado ya varias notas y noticias referidas al desarrollo acuícola en el NEA argentino, por lo que esta información de acá abajo no es nueva. En el último párrafo, el funcionario remarca la importancia de la actividad acuícola en el desarrollo regional y en creación de puestos de trabajo. También es interesante la valoración de los pequeños productores y las producciones novedosas (para la zona, me refiero), marcando que la actividad no necesariamente pasa o es privativa de las grandes empresas. 
Por aquí por el Sur todo tranquilo, demasiado tranquilo, como dicen en las películas antes que el monstruo se coma a la chica... Pero echadle una ojeada  también al post de la entrevista a Lucas Maglio sobre su viaje a China, porque allí, los funcionarios nacionales dan algunas esperanzas acerca de sacudir la modorra acuícola patagónica. Estamos esperando eso mismo...

Bustamante visitó a productores e investigadores acuícolas del NEA

El Subsecretario de Pesca y Acuicultura de la Nación recorrió las provincias de Corrientes,   Chaco y Misiones donde tomó contacto con técnicos del Centro Nacional de Desarrollo Acuícola (CENADAC) y con productores de pacú y surubí. 

Las instalaciones del CENADAC se ubican en la ciudad correntina de Santa Ana, donde se desarrollan tecnologías para cultivo de especies potenciales y se desarrollan fórmulas de alimentación, entre otras actividades. El Centro fue inaugurado oficialmente en el año 2003 y depende del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación. Cuenta con 16 hectáreas de terreno, dentro de las cuales se hallan los estanques excavados en arcilla, con unidades que van desde los 300 metros cuadrados hasta una hectárea. A ello se suman tanques circulares bajo media sombra y bajo techo, destinados al cultivo experimental de peces y crustáceos.

El subsecretario de Pesca de la Nación, Miguel Bustamante, recorrió el campus que cuenta con 40 estanques de diferentes tamaños para distintas experiencias de larvicultura, pre-engorde y engorde; así como cosecha final, una sala de reproducción, incubación y larvicultura (bajo techo), laboratorios (biológico y químico), sala experimental de alimentos balanceados y sala de faena y ahumadero, para procesamiento y desarrollo de valor agregado.

“Estamos satisfechos con el trabajo que viene realizando el CENADAC en la zona. En la Argentina existen unos 2000 acuicultores en las provincias del noreste que producen especies de clima subtropical, por lo que creemos en el desarrollo de las explotaciones acuícolas de pequeña y mediana escala en el noreste del país. El sector se dedica principalmente a la cría de pacú y en menor medida a la trucha arco iris”, afirmó Bustamante.

El Centro realiza estudios sobre diversas especies aptas para cultivo, tales como pacú, langosta red claw, randiá, tilapia, amur o salmón siberiano, boga y carpa espejo. Las áreas en que se trabaja van desde desarrollo tecnológico, adaptación y transferencia de tecnología, hasta el desarrollo de productos con valor agregado.

El Subsecretario de Pesca también visitó el complejo acuícola-arrocero “San Carlos”, ubicado en la localidad de La Leonesa, en la provincia de Chaco. En este emprendimiento, que desde hace más de 30 años produce arroz con métodos de tradicionales de labranza mínima, se cultivan 7500 hectáreas de arroz, mientras que se destinan más de 400 a la explotación combinada y rotativa de pacú y arroz, con el fin de producir proteína animal y un cereal de excelencia.

Una vez terminado el ciclo de engorde del pacú y drenado el lote, se logran las condiciones de suelos aptas para proceder a la siembra del arroz pregerminado. El proceso de cría del pacú garantiza la eliminación de malezas y caracoles, principales amenazas del cultivo de arroz, ya que forman parte de su dieta. Esto permite producir arroz sin el uso de agroquímicos. De esta manera, se cierra un ciclo de rotación de dos años, en donde se produce arroz en el primer verano y pacú en el segundo.

“Estamos muy satisfechos con el sistema propuesto de producción de peces a baja densidad, que permite el aprovechamiento de la fauna existente y el desarrollo de alimento natural por la presencia en los estanques del rastrojo, de las semillas de arroz y las malezas”, destacó Bustamante.

El titular de Pesca también visitó las instalaciones de un pequeño productor de piscicultura en las proximidades de la ciudad de Resistencia, que se está iniciando en la producción de pacú. Su recorrida por los centros acuícolas del NEA culminó en Misiones, donde visitó la empresa Tierra Dorada, productora de surubí en jaulas en el embalse de Urugua-I, donde tomó contacto con productores. “La importancia de tomar contacto in situ con los desarrollos y necesidades de los pequeños productores de la región, que son los que mantienen viva la actividad de la cadena y nos permiten crear planes para su desarrollo”, destacó el funcionario nacional.

La firma Tierra Dorada inició su producción en 2012 y hoy posee 200 jaulas suspendidas en la superficie, en una concesión de 14 hectáreas, acordada con el gobierno provincial. En la actualidad se encuentra en una etapa de investigación y desarrollo.

A modo de conclusión, en el comunicado enviado por la Subsecretaría de Pesca, su máxima autoridad señaló: “La importancia mundial de la acuicultura es innegable, no sólo como actividad productora de alimentos sino también por su implicancia en la creación de puestos de trabajo y en el desarrollo de las comunidades. De allí nuestra decisión de apoyar a los productores y promover un plan que impulse la actividad”.