domingo, 9 de marzo de 2014

Piscicultura santafesina: si no me tienen fe... diría Alberto Olmedo

De vuelta a la actividad bloguera, una nota de la página puntobiz.com. 


Ya hay más de 38.000 animales en cautiverio
El negocio de criar peces avanza corriente arriba en el norte santafesino

06-03-2014 | 15:23 hs.

Desde el Ministerio de la Producción de la provincia, se trabaja en forma intensa en la posibilidad de generar una nueva industria a partir del impulso de la cría de peces en cautiverio.

Uno de los pilares de este proyecto es el centro piloto de Piscicultura de San Javier, ubicado en el paraje “El paso”, e inaugurado el 6 de junio pasado. Este centro comenzó sus actividades en diciembre de 2012 con la construcción de estanques y jaulas, capacitación a pescadores de la zona, técnicos y estudiantes de veterinaria de la Universidad Nacional del Litoral.

Las actividades desarrolladas en este lugar comprenden la recría y el engorde de las especies nativas: pacú (Piaractus mesopotamicus) y salmón de río (Brycon orbignyanus). Los ejemplares de estos peces son traídos desde la región norte y este de Argentina, Corrientes, Formosa y Misiones. Desde la coordinación de la experiencia, catalogan a la misma como “exitosa, ya que los peces tuvieron un sostenido crecimiento durante el invierno y no se produjeron incidentes con depredadores”. Asimismo, se logró el engorde hasta el peso comercial entre un kilo y 1,2 kilos por pieza.

El coordinador del proyecto es Carlos Corvalán Romero, y los responsables de llevar adelante estas tareas, son los técnicos Ricardo Roselló, biólogo con experiencia en piscicultura, y Marcos Suárez, estudiante del último año de veterinaria e idóneo en acuicultura, formándose en reproducción.

Actualmente, el centro tiene alrededor de 38.330 peces distribuidos en 26 jaulas flotantes y dos estanques. Ambos fueron construidos con una medida de 10 por 20 metros y albergan por un lado, a alevines de pacú, y por otro, a juveniles de pacú.

También, se construyeron dos tipos de jaulas flotantes: unas rectangulares, de un metro cúbico de capacidad; y otras circulares, con caños de aluminio de 23 metros cúbicos de capacidad. Ellas son diferentes, debido a las necesidades de las distintas especies de peces. Las rectangulares son ideales para peces como la rhandia, y las circulares para peces redondos como el pacú, que suelen nadar en cardumen.

La experiencia se está replicando a pequeña escala, y bajo la supervisión de los responsables arriba mencionados, en las localidades de Alejandra, Helvecia y Romang; y, próximamente, en Avellaneda, departamento General Obligado.

El estudio de costos llevará a determinar una unidad económica que estará formada por tres o cuatro jaulas que permitan, por ejemplo, a una familia de pescadores de la zona, tener una actividad sustentable que les reditúe económicamente, dándoles una renta digna.

Por último,se encuentra en construcción un laboratorio de reproducción en el predio que el Ministerio de la Producción provincial tiene en la ciudad de San Javier. El mismo, garantizará la producción de alevines para el engorde, que se podría suministrar a los futuros acuicultores, y al mismo tiempo serviría como centro de experimentación con otras especies del río.