viernes, 29 de julio de 2016

Plan Estratégico de Piscicultura de Santa Fe: un caso para analizar y seguir

Resultado de imagen para dibujo botaLa acuicultura en Argentina avanza, lenta y a veces parece desordenadamente. Pero el saldo año a año parece ser positivo. Como dijimos en otras entradas, la ley de fomento de la acuicultura va camino de su reglamentación, lo que dará bases para la promoción y consolidación del sector, si efectivamente los estados nacional y provinciales financian y organizan, los productores

De la página del Ministerio de Producción de la provincia de Santa Fe (https://www.santafe.gov.ar/index.php/web/content/view/full/192843/(subtema)/112064), tomo y socializo la presentación de un resumen de su Plan estratégico.
Y dice: 

La acuicultura es el conjunto de conocimientos y técnicas de cultivo, de especies acuáticas vegetales y animales. De aquí se desprende el concepto de piscicultura que es el cultivo de peces.
El objetivo fundamental de la acuicultura es la producción de alimentos ricos en proteínas para el consumo humano, pero a la vez se ocupa de mejorar las poblaciones autóctonas, producir peces deportivos y ornamentales, del mismo modo que el cebo para la pesca comercial y deportiva y la producción de pescado industrial.
En el caso de la provincia de Santa Fe, confluyen una serie de argumentos irrefutables que hacen de ella un lugar indicado para la implantación y el desarrollo de la actividad, ya que cuenta con más de 700 kilómetros de costa del Paraná y afluentes, además de tener los ingredientes básicos para la fabricación del alimento para peces.
En la localidad de Pujato, funciona un establecimiento de cría de trucha, que lleva cerca de 10 años produciendo. En Reconquista, existe un criadero de Pacú y a la vez existen otros sitios a los que se irán incorporando al registro de producciones primarias.
En el año 2012, se crea el Plan Integral para el desarrollo de la Acuicultura en la Provincia de Santa Fe, donde se llevan adelante medidas de promoción y apoyo al desarrollo responsable, la diversificación productiva y el crecimiento sostenido de la actividad.
En Argentina, los orígenes de la actividad en el país se remontan a finales del siglo pasado cuando el Estado nacional y las Provincias promueven la siembra de diversas especies (truchas, salmones, percas, pejerrey) con fines deportivos.
Estas tareas, se vieron a la vez favorecidas, por la construcción de diversas estaciones de piscicultura en aguas continentales. La mayor transformación del sector ocurrió en la década del 90, cuando la actividad experimenta su mayor crecimiento alcanzando un carácter semi-industrial, se incorpora una mayor variedad de especies a la trucha, que alcanza en 1993 una producción de 800 toneladas.

El plan Estratégico
El gobierno de la provincia de Santa Fe, consciente de la importancia de la Acuicultura en el mundo y dadas las características que presenta nuestra provincia, ideó un plan Integral para el desarrollo de esta actividad.
Como todo proceso productivo, la actividad acuícola, abarca desde la obtención de la materia prima: el pez, empezando por la fecundación, producción de ovas, alevines, pasando al engorde y la cosecha de lo producido y poder llegar a la oferta de alimentos proteicos, requeridos por los consumidores.
Los objetivos generales son:
  • Pesca sustentable. Fin a la depredación.
  • Crear un “Polo Acuícola”
  • Ordenar la comercialización de la carne de pescado y su distribución.
  • Fomentar el consumo de carne de pescado en la población santafesina.
Los objetivos específico se basan en:
  • Demostrar la viabilidad de los procesos de engorde de peces.
  • Crear una granja Piscícola para la producción de alevines.
  • Facilitar la identificación de espacios, para desarrollar la Acuicultura.
  • Desarrollar diferentes fases del proceso productivo de la Acuicultura.
  • Desarrollar herramientas de carácter financiero.
  • Agregado de valor a la carne de pescado.
Para el desarrollo de este Plan Integral hay cuatro fases que se deben gestionar:
  • 1ra. fase: Centro piloto para la formación en el cultivo y engorde de alevines o juveniles. Elección de especies a cultivar, sistemas de jaulas/estanques. Crecimientos. Alimentación/convertibilidad.
  • 2da. fase: Construcción de una Granja Piscícola para la producción yfecundación de ovas (origen estatal). Suministro a futuros acuícultores.Fomento de la investigación. Ensayos con diferentes especies autóctonas. Mejoramiento genético, estudios de crecimiento, precocidad y convertibilidad.Estudio Economico. Unidad economica familiar. Fondos rotatorios.
  • 3ra fase: Procesado de los productos provenientes de la Acuicultura (despinado, fileteado o mayor valor agregado) cooperativas, salas detransformado, frigoríficos. Puntos de venta, canales de distribución.
  • 4ta fase: El consumidor, información y formación. Fomento del consumo de pescado en los hogares santafesinos.
Las recomendaciones más importantes del Plan Integral para la Acuicultura son:
  • Consumo de carne de pescado por habitante por año en Argentina es de 4,5 a 5 kg; en países industrializados es de 30 kg.; 15,5 kg. en países en desarrollo; 10,6 kg. en países con economías en transición; 8,7 kg. en países bajos de ingresos / déficit de alimentos, 62 PBIDA.
  • Cadena de frio: su importancia se debe a que aumenta la seguridad alimentaria. En piscicultura se recomienda el sacrificio por Shock Térmico, lo cuál controla fácilmente la proliferación de algas que producen el olor y sabor desagradable.
  • Trazabilidad: debido a que tenemos que saber de donde proviene la carne, la función de los puertos fiscalizadores son de vital importancia.
  • Valor agregado: las salas de procesado son consideradas el valor agregado por excelencia. Estas Unidades Productivas Santafesinas (UPSa) son modelos edilicios que cuentan con los requisitos básicos y necesarios para la producción/faena de alimentos seguros, y que pueden ser adaptados a las realidades locales y productivas. Existen en tres localidades: Reconquista, Alejandra y San Javier.
Otro valor agregado es mejorar, fiscalizar y controlar las bocas de expendió de la carne de pescado al igual que la presentación para su comercialización (preferencia en filet de fácil manejo y cocinado). Si se realiza una presentación atractiva pensando en los niños, al mismo tiempo se desarrolla una seguridad alimentaria basada en los premoldeados, precocinados y empanados. Los mismos tendrán la aceptación de la ASSAL para dietas de colegios, hospitales y cárceles.