martes, 29 de noviembre de 2016

Acuicultura y salud pública: una preocupación de la Organización Mundial de la Salud (OMS)


Resultado de imagen para agendaNota de Aquahoy de fin de noviembre. Este tema de la inocuidad de productos acuícolas,  seguridad alimentaria y fomento del consumo de productos provenientes del cultivo estuvo presente en la Mesa Acuicola del Simposio de Bioeconomía Patagónica 2016 y ha sido incluido en la agenda de trabajo surgida como resultado de ese encuentro. Al final de la nota está el vínculo para bajar el documento.




Ginebra, Suiza.- La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha publicado un documento donde explica las cinco claves para una mayor inocuidad de los productos con el objeto de proteger la salud pública.
El pescado es una importante fuente de alimentos de origen animal para la alimentación de más de 1000 millones de personas en el mundo. Por otro lado, desde mediados del decenio de 1990, la acuicultura ha impulsado el crecimiento de la producción total de pescado, y en el 2015 representó el 47% del total de la producción mundial de pescado.

Aun cuando existen numerosas directrices y normas nacionales e internacionales dirigidas a acuicultores que trabajan a gran escala, los materiales didácticos para guiar los primeros pasos esenciales de las explotaciones familiares en la producción de pescado inocuo y nutritivo son más bien limitados.
Existe un número considerable de enfermedades debido a la contaminación de los peces con microorganismos patógenos en la etapa de producción primaria. En este sentido, la OMS trabaja para promover prácticas seguras de manipulación de alimentos en todo el mundo y garantizar la uniformidad en su aplicación en toda la cadena alimentaria.
De esta forma la OMS, publicó el documento “Cinco claves para una mayor inocuidad de los productos de acuicultura con objeto de proteger la salud pública", que busca reforzar el enfoque “Una salud”, que trata de fomentar la comprensión de las relaciones entre la salud de los seres humanos, los animales y el medio ambiente.
“Como parte de su estrategia mundial para reducir la carga de las enfermedades de transmisión alimentaria, la OMS elabora mensajes de salud destinados a quienes se dedican a manipular alimentos de todo tipo, así como a los consumidores, a fin de que estén capacitados para evitar esas enfermedades” se destaca en el documento.
El manual está concebido como apoyo a la formación sobre inocuidad alimentaria de los acuicultores de pequeñas explotaciones que crían peces para sí mismos y sus familias, y para la venta en mercados locales.
El manual describe las prácticas fundamentales necesarias para garantizar la producción de pescado inocuo: desde la ubicación de los estanques a la manipulación del pescado tras la cosecha.
Las cinco prácticas clave son: 1) Mantener una buena higiene personal; 2) Limpiar el estanque; 3) Gestionar la calidad del agua; 4) Cuidar la salud de los peces; y 5) Utilizar equipo de captura y recipientes limpios.
Referencia (abierto):
OMS. 2016. Cinco claves para una mayor inocuidad de los productos de acuicultura con objeto de proteger la salud pública. 40 p.