martes, 17 de enero de 2017

Aportes a la tarea de desarrollar la acuicultura argentina: crear centros tecnológicos (o recurrir a nuestras capacidades instaladas), juntar empresarios e investigadores y discutir qué hacer...


A partir de los últimos encuentros de Bioeconomía argentina en los que se desarrollaron mesas sectoriales acuícolas, surge que la intención de hacer crecer y consolidar nuestra actividad e industria debería incluir, entre tantas otras cuestiones, la formulación e implementación de políticas públicas proactivas y palnificadas de forma estratégica. Esa misma idea debe incluir a todos los actores relevantes, tanto en la formulación como en la implementación y el seguimiento de los planes o políticas. Y a propósito de esa idea, tomo esta nota de Aquahoy de enero de 2017, que cuenta cómo se trabaja para integrar a quienes requieren soluciones o innovaciones y a quienes pueden ofrecer unas y desarrollar las otras. Un ejemplo a considerar cuando pensemos nuestras propias iniciativas aquí en Argentina. Bueno, viendo los números de inversiones que hacen los colegas chilenos, se trata de ser muy eficientes...
Como siempre, muy clara la nota de los colegas de Aquahoy.  
Coquimbo, Chile.- Convencido de que el sector privado es pieza clave para el desarrollo de la acuicultura, AquaPacífico dio pasos firmes para su integración a través del taller para empresas “Estrategias colaborativas, retos y oportunidades”, realizado en dependencias de UCN Coquimbo.
Convertir a AquaPacífico -primer centro de innovación y desarrollo para la acuicultura en el norte- en una plataforma multifuncional en que convergen el mundo científico, empresarial y de gobierno, es el objetivo que condujo la realización del taller para empresas “Estrategias colaborativas, retos y oportunidades”.
Los asistentes coincidieron en que se trató de un avance en la integración del sector privado, permitiendo identificar con mayor precisión las necesidades de las empresas y las brechas que hay que superar para el desarrollo acuícola del centro norte.
Axel Klimpel, director ejecutivo de AquaPacífico, valoró que se abordaran temas complejos, pero relevantes, que apuntan a cómo se está relacionando la industria con la academia y los centros tecnológicos. “La conversación dejó bien claro que hay un desgaste; la industria siente que los resultados no son concretos, y al final hay escepticismo”.
Según Klimpel, “es urgente quebrar ese escepticismo y llegar a la empresa con soluciones de corto plazo a sus problemas más inmediatos, que al mismo tiempo tengan un bajo nivel de riesgo”. Agregó que UCN y Fundación Chile ya cuentan con suficiente conocimiento, pero que éste no se está aprovechando en la industria. “Más que un gran desarrollo de I+D, en realidad lo que necesitan es una vuelta de tuerca o una transferencia tecnológica de los conocimientos que nosotros ya tenemos”.
“Enamorarnos también de los problemas”
Alejandro Escudero, director de Corfo Región de Atacama, destacó que el taller “ratificó la importancia de este centro de innovación para la macrozona de Atacama, Coquimbo y Valparaíso, y permitió conversar sobre cuáles van a ser las prioridades en materia de I+D+i en el sector acuícola”. Indicó que “estamos trabajando con peces, moluscos, pero ahora también estamos pensando por qué no avanzar hacia crustáceos y algas, que son tan relevantes para nuestra macrozona”.
Respecto del diálogo entre el sector empresarial, universidad y sector público, manifestó que “hay que fortalecer estas instancias en que podamos compartir, y hablar con harta franqueza sobre nuestras prioridades, sobre cómo buscamos estos puntos de encuentro entre empresas, academia y el sector público, con flexibilidad para acoger los planteamientos. A veces nos enamoramos mucho de las soluciones y también hay enamorarse de problemas, y para eso es fundamental que el sector privado, que está día a día en esta tarea, nos pueda retroalimentar, transferir esa experiencia”. Desde el sector público, enfatizó que el desafío es “facilitar los recursos y las capacidades para que esta conversación, y después la acción en función de estos planteamientos, se vaya concretando”.
Entre las empresas participantes, estuvo Invertec Ostimar, dedicada al cultivo de ostiones en Tongoy. Su gerente de producción, Cristian Tapia, manifestó que “en la industria, siempre nos hemos quejado que muchos proyectos no llegan a buen camino, que los productos no son buenos, y aquí se ve que se están haciendo bien las cosas, con la empresa, la universidad, Fundación Chile, para ayudarnos a solucionar problemas, dar trabajo y aumentar los niveles productivos del país”.
Investigación realmente aplicada
Juan Carlos Sánchez, director técnico del área Acuicultura en Fundación Chile, sostuvo que uno de los logros de este taller con empresas fue “identificar y priorizar focos de desarrollo que sean atingentes para la zona norte del país. Como Fundación Chile, creemos que es fundamental que las instituciones que se incorporan en la cadena de investigación puedan abrirse a colaborar, a entregar su conocimiento en pos de un objetivo común; que se genere una suerte de economía de escala en el conocimiento que tiene la región y que, de esa manera, se puedan acortar los procesos para llegar finalmente al objetivo final que es desarrollar la industria, impactar en los mercados y producir bienestar para las personas que están asociadas a la acuicultura y la región en general”.
Por su parte, María Cecilia Hernández, vicerrectora de Investigación y Desarrollo Tecnológico UCN, quien fue una de las expositoras del taller, afirmó que “la investigación aplicada tiene el mandato de ser efectivamente aplicada en las brechas que los territorios donde habitamos requieran y allí, propuestas como la que tiene hoy el centro acuícola AquaPacífico, resultan iniciativas emblemáticas. Este es un ejemplo de cinco hélices trabajando en pos de una necesidad”. La académica opinó que “no es fácil cambiar una forma de mirar el desarrollo y la transferencia del conocimiento. El articular las organizaciones es un desafío mayor”.
Próximos pasos
Para 2017 y 2018, el foco de AquaPacífico estará “en transferir y solucionar los problemas inmediatos de la industria, con soluciones de corto plazo y bajo riesgo”, destaca su director ejecutivo, advirtiendo que esto no significa que se deje de lado la I+D.
Con ese objetivo, Axel Klimpel anticipa que en los próximos meses se visitarán cada una de las empresas acuícolas de las tres regiones del centro norte, “para escuchar cuáles son sus problemas y, en paralelo con el equipo, ir creando un portafolio de soluciones; no es inventar la rueda, es aplicar los conocimientos ya existentes”.
Sobre AquaPacífico
AquaPacífico es un centro de innovación acuícola para la zona norte surgido de la alianza de dos instituciones que llevan más de 30 años desarrollando este ámbito científico-productivo: la Universidad Católica del Norte (UCN) y Fundación Chile (FCh). Con el apoyo de Corfo, se concretó esta unión de capacidades, para funcionar como una nueva plataforma que impulse la acuicultura tanto regional como nacional.
AquaPacífico es una apuesta a 10 años plazo, con una inversión cercana a los $10.900 millones, de los cuales $6.000 millones provienen de Corfo y $4.900 de las instituciones involucradas, cifra que contribuirá a la captación de nuevo capital humano avanzado y la modernización de las instalaciones que ambas instituciones poseen en la región de Coquimbo.