martes, 2 de agosto de 2016

Desovando el mero pescado: intercambio científico técnico entre españoles y argentinos


En camino de ampliar el número de especies cuya factibilidad de cultivo sea atendible, aquí comparto una nota aparecida en la página de IPAC. Aunque nos falte mucho, es importante empezar. El tema del pasaje de la escala experimental a la comercial queda aún por  resolver en varias de estas experiencias argentinas, que se desarrollan en varios institutos y centros de investigación del país, desde las costas bonaerenses a las fueguinas. Precisamente, en el proyecto estratégico de desarrollo económico ligado al mar Argentino, el conocido como "Pampa Azul", hay conformada una Comisión de Maricultura que busca vincluar, alentar, ordenar y apoyar este tipo de proyectos. Seguiremos contando cómo va la cosa  

Intercambio de conocimiento científico entre Argentina y España para avanzar en gestión de reproductores de cherna

ipac - 2 de agosto de 2016
  
Una experiencia de intercambio científico entre Argentina y España, a través del IEO y el INIDEP (Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero), ha permitido conseguir mejoras en la gestión de los reproductores de cherna, o mero, así como incrementar la experiencia en desoves y abrir las puertas a nuevas colaboraciones entre ambos países. Todo ello gracias al programa en el que ha participado el técnico Adrián Vega, responsable de maduración y reproducción del cultivo de la cherna, perteneciente al Programa de Maricultura y Biología Experimental (MARI) del INIDEP, que realizó una estancia de un mes en Vigo para participar en las actividades relacionadas con el proyecto Diversify en el cultivo de esta especie. El proyecto se realizó bajo la dirección de la Montserrat Pérez Rodríguez, investigadora especialista en genética del IEO-Centro Oceanográfico de Vigo (COV), quien a su vez estuvo hace un año en el Gabinete de Biología Molecular y Microbiología de Inidep para continuar un trabajo iniciado en España, a partir del uso de la genética como herramienta para diferenciar poblaciones de anchoíta argentina.
La estancia del científico argentino se planificó teniendo en cuenta la primavera europea, ya que es la época más propicia para las puestas. “Es una experiencia que nosotros aún no tenemos y que esperamos lograr esta primavera o el año que viene ya que nuestros meros alcanzaron la talla de primera madurez”, indicó. “Cuando esto suceda nos encontrará con la experiencia y capacitación necesaria para afrontar este nuevo desafío”, dijo.
Gracias a la experiencia obtenida en el viaje y el contacto permanente de Vega con sus compañeros en el INIDEP, se fueron realizando cambios que ya muestran resultados positivos: “Hicimos un nuevo cronograma anual de temperaturas. En nuestro caso las teníamos un poco altas. Determinamos establecer una mínima de 12 ºC y máxima de 16,5 ºC. Ya notamos que las condiciones del agua se mantienen más estables respecto al tema bacteriano y propiedades físico-químicas, como así también el estado fisiológico de los individuos. Un dato no menor es que en los centros que visité no tienen control de la temperatura del agua, mientras que nosotros contamos con intercambiadores de temperatura, lo cual es beneficioso para manejar las épocas de puestas”.
Dos larviculturas al año
Adrián Vega adelantó que “al estar en otro hemisferio tenemos las temporadas de reproducción diferidas, lo cual permitiría realizar dos larviculturas al año en vez de una. Esto daría la posibilidad de intercambiar técnicos e investigadores durante cada primavera”. “Podemos trabajar con un stock en reproducción, como el de Vigo, e inducir al desove al nuestro”. Por tal motivo, estamos generando un anexo al convenio general que ya existe entre Inidep y el IEO, para el cultivo de peces con el Centro Oceanográfico de Vigo, donde la cherna es la especie principal.