sábado, 10 de septiembre de 2011

Las invasiones bárbaras... esturiones en la cuenca del Paraná


Así es, navegantes, el "terror" que puede sentir un pescador al encontrar del otro lado de su caña o en su red un ser inesperado es comparable al que debe haber sentido la teniente Ripley en su primera cita (en la que quedó preñadita del Sr. Alien quien, dicho sea de paso, se fue sin saludar ni pagarse unos tragos...). El esturión llega a la cuenca del Plata para cultivo en la hermana República Oriental del Uruguay. Uno de los riesgos de la actividad acuícola es el de los escapes. He aquí la prueba de ello. Si mal no recuerdo, el cultivo se desarrolló en la cuenca del río Uruguay, por lo que menuda vuelta dio el pez para llegar a Gobernador Galvez. Dice la investigadora de la UNR que ya han estado apareciendo incidentalmente en las capturas, aunque sería preocupante que además de huir se les de por reproducirse. No hay pruebas de ello, pero sería importante estudiar el lugar en la trama trófica que toman los esturiones cuando se insertan en el complejo ecosistema parano-platense y cómo se llevan con presas, competidores, depredadores y parásitos nativos.

En este enlace encuentran Uds. la noticia de la captura del esturión y el testimonio del pescador

Conmoción en Villa Gobernador Gálvez por la aparición de un esturión en el río Paraná

Pescadores de la vecina localidad encontraron atrapado en la red un ejemplar de un metro de largo y de más de cuatro kilos de peso. Una especialista de la UNR afirmó que se trata de una especie que no forma parte de nuestra fauna ictícola, ya que es del hemisferio norte y traída para cultivos de carne.



La noticia fue tomada este mediodía por los principales medios locales, ya que la aparición de un esturión en las costas del Paraná generó furor en Villa Gobernador Gálvez.

Así lo indicó este mediodía al programa "AM/PM" de La Ocho Nelson, el pescador que junto con un compañero se encontraron con la sopresa entre sus redes. "Es algo raro, porque en toda mi vida no he visto un pescado así", apuntó el trabajador del Paraná.

Contó que el pez "quedó enganchado en la red, y al otro día estaba ahí", y tras el hallazgo quedó "sorprendido porque no es un pescado que se vea habitualmente". Dijo que mide un metro de largo y pesa más de cuatro kilos".

"Lo busqué por internet y no es un pescado que sale acá, por eso todo el barrio está conmocionado por el pescado", confió Nelson.
Tras su testimonio, la docente de la cátedra de Ictiología de la Universidad Nacional de Rosario (UNR), Celia Lamas, explicó que años atrás ya han aparecido este tipo de ejemplares capturados por pescadores de la zona.
"Son especies de hemisferio norte, no forman parte de nuestra fauna autóctona de peces y son traídos para cultivos de carne", apuntó al especialista.