miércoles, 20 de septiembre de 2017

Acuicultura y ecosistema: qué tienen que ver?

Resultado de imagen para enfoque ecosistémicoTomo esta nota aparecida en Aquahoy, del colega peruano, para llamar la atención del acuicultor, el funcionario, el técnico, el científico y, porqué no, el consumidor argentinos. Con la ley de acuicultura sustentable ya reglamentada y casi en marcha, con las distintas iniciativas que venimos compartiendo aquí, es necesario estudiar y debatir mucho para encaminar, ordenar, crear, escalar, etc. etc. la actividad en el país. Este breve texto nos lleva a pensar en nuestra realidad y las posibilidades de crecer acuicolamente hablando, de forma sustentable. Y esto es con un ojo en el criadero y otro en el entorno. Piensese que cada miligramo de fósforo que se retira del ambiente, cada subproducto del cultivo que se puede utilizar, cada procedimiento o metodología amigable con el ambiente, nos dejan mejor posicionados para aumentar la producción o reducir su impacto. Para pensar nomás, mientras miras para afuera por la ventana...


Por Milthon Lujan Monja*
Tradicionalmente la acuicultura moderna se ha basado en el monocultivo, imitando de esta forma a sistemas de producción de animales terrestres como la ganadería, avicultura, entre otras. Actividades que se enfocan en la crianza de una sola especie. Sin embargo, como acuicultores ¿este es el mejor modelo para el crecimiento sostenible de la acuicultura?

Cuando se realiza el cultivo de cualquier especie acuícola debemos tener en consideración que no solo cultivamos la especie objetivo, sino también una serie de microorganismos y organismos que normalmente forman parte de los sistemas de cultivo de especies acuáticas, y que frecuentemente lo consideramos como problemas para la actividad acuícola; por ejemplo, el biofouling.
Al respecto, Costa-Pierce (2002) definió a la “acuicultura ecológica” como “un modelo alternativo que usa los principios ecológicos y el pensamiento ecosistémico como paradigma de organización para el desarrollo de la acuicultura”; e indica que la acuicultura ecológica preserva la forma y funciones de los ecosistemas naturales, y práctica la eficiencia trófica. Lamentablemente, el monocultivo no respeta este enfoque, y quizás sea el principio de los problemas de índole productivo.
FAO (2010) define el enfoque de ecosistema para la acuicultura como “una estrategia para la integración de la actividad dentro de un ecosistema mayor que promueve el desarrollo sostenible, la equidad y la resiliencia de los sistemas sociales y ecológicos interrelacionados”; sin embargo, aún cuando este enfoque es importante para integrar la acuicultura a otras actividades económicas o usos de los espacios, estamos dejando de mirar dentro de la misma acuicultura. Al respecto, Soto et al (2008) indica que la estrategia de enfoque de ecosistema para la acuicultura debe estar guiada por tres principios, uno de los cuales destaca que la acuicultura debe ser desarrollada en el contexto de las funciones y servicios del ecosistema.
Debemos entender que los sistemas de cultivos acuícolas (estanques, jaulas, RAS, u otros) forman pequeños “ecosistemas”, y por lo tanto, tenemos como tarea aprender su funcionamiento para mejorar la gestión de las especies en cultivo. También es importante conocer que los diferentes sistemas de acuicultura, abierto o cerrados, se interrelacionan de forma diferente con el ecosistema que los rodea y estos a su vez gobiernan lo que sucede en los sistemas acuícolas.
El enfoque ecosistémico de la acuicultura ha permitido el surgimiento de sistemas de producción en donde las excretas y/o alimento no consumido de unos organismos son “alimento” para otros organismos. Entre ellos podemos mencionar a la acuicultura integrada multitrófica, la acuaponia, biofloc y, recientemente, el acuamimetismo; sistemas que permiten un mejor aprovechamiento del espacio de cultivo, pero sobretodo de la interacción entre los diversos organismos y microorganismos, con la finalidad de maximizar la producción por área de cultivo.
La acuicultura en el futuro va a enfrentar una serie de retos, uno de ellos es la sostenibilidad de la actividad, un enfoque ecosistémico permitirá superar estos retos, pero sobretodo ganar la preferencia de los consumidores.

* Editor Aquahoy
Email: milthon.lujan@gmail.com
aquahoy@aquahoy.com
Referencias:
Costa-Pierce, B.A. 2002. Ecology as the paradigm for the future of aquaculture, p. 339-372. In: B.A. Costa-Pierce (Ed.) Ecological Aquaculture: The Evolution of the Blue Revolution. Blackwell Science, Oxford, UK.
FAO. 2010. Aquaculture development. 4. Ecosystem approach to aquaculture. FAO Technical Guidelines for Responsible Fisheries. No. 5, Suppl. 4. Rome, FAO. 2010. 53p.
http://www.fao.org/docrep/013/i1750e/i1750e.pdf 
Soto, D.; Aguilar-Manjarrez, J.; Hishamunda, N. (eds). Building an ecosystem approach to aquaculture. FAO/Universitat de les Illes Balears Expert Workshop. 7–11 May 2007, Palma de Mallorca, Spain. FAO Fisheries and Aquaculture Proceedings. No. 14. Rome, FAO. 2008. 221p. 
http://www.fao.org/3/a-i0339e.pdf