miércoles, 22 de junio de 2011

Pejerrey en Ramos Mexía: una posibilidad a desarrollar.


Noticia neuquina, aparecida en la página neuquentur.gob.ar.

Investigan alternativas para la piscicultura en 

el embalse Ramos Mexía 

La Subsecretaría de Turismo de la Provincia del Neuquén informa que los resultados de investigaciones realizadas por científicos de la región han sido publicados en el último número de la revista Aquaculture Research. El artículo, titulado “Crecimiento y alimentación del pejerrey patagónico en jaulas”, describe los resultados de un estudio de tres años de duración realizado por investigadores del Centro de Ecología Aplicada del Neuquén (CEAN), de la Universidad Nacional del Comahue y el Conicet. Participaron también del equipo de trabajo el Municipio de Villa El Chocón y la Fundación Julio Palacios.
El estudio se realizó en el marco del proyecto “Crecimiento y Alimentación de Pejerrey patagónico y Trucha arco iris criados en balsas jaula en el Embalse Exequiel Ramos Mexía”, financiado mediante un subsidio PFIP (Proyectos Federales de Innovación Productiva) otorgado por el gobierno nacional y canalizado a través del COPADEEl Municipio de Villa El Chocón y el Ministerio de Desarrollo Territorial aportaron recursos como contrapartes.
Para la ejecución del proyecto se estableció una piscicultura experimental en balsas jaulas con capacidad para producir 10 toneladas de peces, cuya operación estuvo a cargo de Miguel León. Se evaluaron la sobrevivencia, crecimiento, nutrición, y reproducción en dos lotes de pejerrey, de 4 y 2,5 gramos de peso inicial, criados en jaulas durante 22 meses. Los peces fueron alimentados con una dieta balanceada formulada experimentalmente para esta especie. Se analizó además el aprovechamiento del alimento natural existente en el lago.
El pejerrey es una especie nativa muy apreciada por el sabor de su carne y con valor para la pesca deportiva. Desde hace doce años se estudia la factibilidad de cría en el CEAN, dependiente de la Subsecretaría de Turismo del Neuquén. Se realizan ensayos de laboratorio orientados a conocer los requerimientos nutricionales, la sanidad, la reproducción y la adaptación al cautiverio. Este programa se ha realizado en colaboración con investigadores de diferentes universidades (tanto del país como del exterior) y ha contado con el apoyo de la Agencia de Cooperación Internacional de Japón.
Los resultados obtenidos, de acuerdo al artículo aparecido en Aquaculture Research, permiten concluir que el pejerrey tiene una muy buena adaptación al sistema artificial de cría y presenta baja mortalidad. Al igual que otros aterínidos, como el pejerrey bonaerense, presenta tasas de crecimiento bajas y maduración sexual temprana, aspectos que constituyen un obstáculo para su cría a escala comercial.
Los autores afirman que la tasa de crecimiento del pejerrey patagónico se pueda mejorar mediante el desarrollo de alimentos balanceados de mayor calidad, técnicas de alimentación más eficientes y selección genética de líneas de alto rendimiento. De esta forma, el pejerrey patagónico puede ser una alternativa productiva para los embalses del norte de la Patagonia donde las temperaturas estivales pueden suponer limitaciones para la cría de trucha arco iris, la especie más difundida en las pisciculturas de la región.